Sarah Salviander comparte su testimonio de conversión

No cabe duda que Dios merece toda gloria y honra, y Sarah Salviander, astrónoma, astrofísica, y ahora creyente, confirma lo anterior tras compartir su proceso de conversión.

sarah-salviander2_el-llamado

 

La actualmente investigadora del Departamento de Astronomía de la Universidad de Texas y profesora de Astrofísica de la Universidad de Southwestern cuenta llegar a despreciar al cristianismo.

Procedente de una familia de formación ateísta fue convencida de que debería existir un creador de todo lo que existe en el universo, cuenta la científica en su testimonio, publicado por Six Day Science, sitio donde Sarah publica contenido relevante para la comuna científica cristiana y estudiantil.

Su disgusto por no encontrar respuestas a los problemas de la sociedad, y por no entender por qué la mayoría de las personas eran infelices, le llevó a especializarse en la física y en las matemáticas, involucrándose así en los clubes universitarios y a tener amigos.

“Por primera vez en mi vida conocí a personas cristianas. Eran alegres, felices e inteligentes, y descubrí que los profesores a quienes admiraba también eran cristianos”. dijo Sarah.

“Cuando comencé a estudiar el nacimiento del universo mediante una beca, me hizo sentir un orden subyacente. Se despertó en mí lo que el salmo 19 dice: ‘los cielos cuentan la gloria de Dios; y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Es allí donde comprendí realmente que Dios existe y que el concepto de un Creador no era tan filosóficamente trivial como yo había pensado”.

El libro “La Ciencia de Dios” de Gerald Schroeder, le proporcionó respuestas a muchas de sus preguntas que cambiaron su vida para siempre. Su conversión fue paulatina y como buena científica fue sumando evidencias que desmontaron sus prejuicios que le hacían ver el cristianismo como “arcaico” y un invento para “necios y débiles”.

Un episodio doloroso en su vida, fue cuando murió su bebé, que apenas tenía seis meses. “Estuve muy triste y me sentía desesperada, pero en un sueño que tuve, vi a un niño en los brazos amorosos de su Padre celestial; solo entonces encontré la paz”, dijo Sarah, que desde entonces ella y su familia han superado todo obstáculo y ahora grita a los cuatro vientos su experiencia, que Dios existe y que actúa en la vida de las personas y en toda su obra creadora.

Hasta ahora continua con su labor como profesora universitaria e investigadora, además de cristiana evangélica junto a su esposo Dave, demostrando al mundo que se puede ser científica y cristiana a la vez, debido a la experiencia que tuvo con Dios cuando más lo necesitaba.

 

Visita el sitio personal de la escritora, científica, apologista, y hermana en Cristo, Sarah Salviander:
sarahsalviander.com
y su testimonio original y completo en el sitio de Six Day Science (en inglés):
Six Day Science

Twitter: ‎@sarahsalviander

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *