Ni Fundamento ni Fundador

Por Hazael Duarte.

RECIENTEMENTE  ha llamado mi atención el desprestigio constante hacia la liturgia, doctrina y dogmas de las iglesias protestantes (Ortodoxos, Coptos, Presbiterianos,  Calvinistas y luteranos) así como de grupos evangélicos (pentecostales, asambleas de Dios, Bautistas y nazareos), incluso de grupos fundamentalistas (Testigos de Jehová, Mormones y la Luz del mudo ). La devoción católica, ni corta ni perezosa, aprovecha cada ocasión para retomar con fuerza sus enseñanzas dogmáticas. Un ejemplo es el legado papal de Pedro.

Simón Pedro, conocido también como san Pedro o Cefas

Simón Pedro, conocido como san Pedro o Cefas

¿Qué tan cierto es esto?  Aquí compartiré información al respecto con ustedes. Dios les bendiga. Una vez que Jesucristo ascendió y se fue entre las nubes, sus discípulos tomaron las riendas de la iglesia, quienes ya celebraban sus cultos de adoración de manera separada a la religión judía con un argumento trascendente: confesar que Jesús es el Señor, y que Dios le levantó de los muertos, idea que los judíos han rechazado hasta el día de hoy.

Aún después de la muerte de Jesucristo, los judíos continuaron la persecución de los cristianos, más tarde los romanos se sumarían a dicho acto. Una vez que los apóstoles y muchos seguidores de Cristo fueron muertos, la iglesia cristiana primitiva tuvo ante sí el reto de perseverar en la doctrina de Cristo y los apóstoles, ello trajo consigo severas discusiones doctrinales, pues ya no contaban con esas mismas voces de autoridad como al comienzo del evangelio mismo.

Basta con repasar la lista de los máximos pontífices católicos romanos para observar modificaciones doctrinales y litúrgicas en la iglesia cristiana primitiva. Con el correr del tiempo hechos sumamente importantes se desarrollaron durante las administraciones papales, tales como ordenar a las mujeres entrar a las iglesias (67 al 76 d.C), y la institución del agua bendita (105 al 115 d.C.) así como el (8 de diciembre de 1854) el Papa Pío lX declara la inmaculada concepción de maría. Así, durante el primer siglo de la era cristiana, las iglesias de cada ciudad continuaban con una autoridad denominada obispo, que resulta semejante al cargo pastoral, cuyo título es tomado de cierta tradición judía. Sin embargo, dadas las circunstancias de la época, las iglesia cristianas fervientes en la fe eran independientes una de la otra, unificadas únicamente por esa misma fe.

Históricamente, la iglesia romana católica, quien proclama haber sido fundada por el mismo Jesús, no existía aún durante el primer siglo de nuestra era, ni existiría hasta muchos años más tarde.

II. PEDRO Y EL PAPADO.

LA INSTITUCIÓN católica romana afirma que el primer papa fue S. Pedro, pero no se halla escrito bíblicamente Pedro haya sido nombrado Papa por Jesucristo, esto se debe a que la palabra Papa no se le dio al máximo dirigente religioso romano sino hasta el siglo XI cuando Urbano II, quien ejercía obispado en Roma, propuso que se utilizase dicho nombre para denominar al máximo dirigente católico, pues hasta el año 1093 d.C. era llamado pontífice romano u obispo de roma, título otorgado por Dámaso en el año 385 d.C. cuando decidió dar toda la autoridad a un solo dirigente quien desde ese momento tendría bajo su cargo la institución eclesiástica. Anteriormente los obispos se encargaron de esta labor, quienes fueron acomodados según las ideas de Constantino y pasaron de ser sacerdotes paganos a obispos católicos. Antes de ello, sólo eran llamados obispos sin haber confederación o alianza alguna. Así es como Pedro realmente no fue primer papa sino Urbano II.

Resulta desconcertante cuestionarse sobre el porqué yace la máxima autoridad de la iglesia en Roma y no en Jerusalén, añadiendo más confusión si se hace mención de las persecuciones romanas hacia los cristianos. El nombre de Iglesia Católica Apostólica Romana responde a la primera, pues durante el primer siglo los obispos romanos afirmaron que, si bien pertenecían al mayor imperio político también deberían tener el control sobre las demás congregaciones cristianas. Por ello, a partir de los años y siglos venideros, los obispos se proclamaban con la autoridad sobre las demás congregaciones. Ahí comienza la historia del líder eclesiástico.

Los católicos para defender su hegemonía sobre el título papal, argumentan que Pedro fue el primer obispo, aunque claramente en la enciclopedia católica observamos a diversos autores donde solo se señala que Pedro transmitió la autoridad a los demás obispos de dirigir la iglesia, pero curiosamente estas referencias abundan a partir del primer siglo, mientras que antes solo juntan 2 o 3 e incluso dicha enciclopedia tiene una contradicción a la que ellos tenían “El episcopado pretino era, según los opositores era una novedad que venía desde los primeros días del siglo y que había suplantado una tradición más antigua, según la cual Pedro y pablo habían sido cofundadores y lino el primer obispo”.

La verdad es que pedro no dejo ningún documento en el cual dijera que los obispos de roma eran sus sucesores ni cabeza de la iglesia, sin mencionar que pedro no pudo haber sido el primer obispo ya que el obispo era quien se encontraba al frente de una congregación que de hecho resulta sinónimo de pastor el cual era un título tomado de la autoridad judía, sin embargo por ese tiempo cada iglesia cristiana con la fe verdadera ere independiente una de la otra unificada únicamente por tener la misma fe (cosa que pasa y se comparte hasta la fecha en muchas iglesias evangélicas que a pesar de no estar unidas son una sola en la fe), en pocas palabras, la iglesia romana católica quien proclama haber sido fundada por el mismo Jesús, no existía aun durante el primer siglo de nuestra era ni existiría hasta muchos años más tarde.

Ahora como ya todos sabemos la máxima autoridad de la iglesia católica romana según apostólica, afirma que el primer papa fue San Pedro pero en ninguna parte de la biblia religioso romano. Pasemos al por qué no la fundo Jesucristo…

Los católicos sostienen que en los siguientes pasajes se revela la fundación de su iglesia:

La confesión de Pedro (Mateo 16:13-19)

13Viniendo Jesús a la región de Cesárea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre? 14Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías, o alguno de los profetas. 15Él les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? 16Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. 17Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. 18Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. 19Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos. 20Entonces mandó a sus discípulos que a nadie dijesen que él era Jesús el Cristo.

En el texto anterior podemos notar como pedro recibe una bienaventuranza o lo que es lo mismo un deseo de felicidad por el cual le dijo que era bienaventurado porque o se lo había revelado nadie si no que el padre se lo demostró, al decirle que es pedro significa que será un piedra que forme parte de su iglesia y sobre esta piedra la cual es cristo será edificada la iglesia, las puertas del reino son simbólicas y no literales ya que la entrada solo es por medio de Jesucristo y las llaves representan su palabra.

Podemos aclarar y confirmar esta hipótesis si leemos en la escritura otras citas como:

 1 Corintios 10:4: 4y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo.

Efesios 2:20: 20Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo.

Y si aún esto n0 fuera suficiente, aquí el “Texto de oro” para desmentir dicha teoría: Gálatas 2:7-9

7Antes por el contrario, como vieron que el evangelio de la incircuncisión me era encargado, como a Pedro el de la circuncisión, 8(Porque el que hizo por Pedro para el apostolado de la circuncisión, hizo también por mí para con los Gentiles;) 9Y como vieron la gracia que me era dada, Jacobo y Cefas y Juan, que parecían ser las columnas, nos dieron las diestras de compañía a mí y a Bernabé, para que nosotros fuésemos a los Gentiles, y ellos a la circuncisión.

Dicho texto nos demuestra que Jacobo, Pedro y Juan fueron los encargados de predicarle a la circuncisión, esto quiere decir a los judíos y por ende no predicaban a los gentiles como lo hacían Pablo y a Bernabé. Lo que significa que Pedro no pudo haber sido el primer papa u obispo de roma ya que su misión o ministerio era con los judíos. Cabe mencionar que en los mismos textos se hace referencia a pedro como columna junto con otros apóstoles y no pedro con un título diferente, esto deja claro que cuando Jesús le dijo que sería piedra se estaba refiriendo a que Pedro formaría parte de su iglesia más la cual estaría fundamentada en Él mismo.

En parte dicha teoría católica supone que los restos de pedro están en roma y creen que el apóstol falleció en dicho lugar y ahí creen que se cumple la parte de y sobre esta piedra edificare mi iglesia pero recientemente se encontraron los restos del apóstol pedro en Jerusalén.

Posible Osario en Jerusalén

Posible osario de Pedro en Jerusalén

1

Osarios en Dominus Flevit

En 1953, dos monjes franciscanos descubrieron cientos de osarios del siglo I almacenados en una cueva en el Monte de los Olivos, cerca de Jerusalén. Los arqueólogos afirmaron haber descubierto la primera evidencia física de una comunidad cristiana en Jerusalén, entre ellos había algunos nombres bíblicos. En uno de los osarios aparecía la inscripción con el nombre bíblico original de San Pedro: Shimon Bar Yonah    o      Simón, hijo de Jonás.

ossuary

Shimon Bar Yonah

Las 43 inscripciones fueron descubiertas en el cementerio Dominus Flevit entre mayo de 1953 y junio 1955. En 1958 se publicaron las fotografías realizadas por PB Bagatti y Milik JT.

El descubrimiento de la tumba de Pedro en Jerusalén [1953] por PB Bagatti y Milik JT,

“Durante su visita a un amigo en Suiza, me enteré de lo que parecía a mí, uno de los más grandes descubrimientos desde los tiempos de Cristo, que Pedro fue enterrado en Jerusalén y no en Roma. La fuente de este rumor, escrito en italiano, no estaba claro, sino que dejó un amplio margen para la duda o pregunta y no. Roma fue el lugar donde pudiera investigar el asunto, y si ese resultado alentador, un viaje a Jerusalén podría ser necesario con el fin de obtener información valiosa de primera mano sobre el tema. Por lo tanto, fue a Roma. Después de hablar con muchos sacerdotes y la investigación de diversas fuentes de información, que finalmente fue recompensado en gran medida por el aprendizaje en el que podía comprar el único libro conocido sobre el tema, que también fue escrito en italiano. Se llama, “Gli Scavi del Dominus Flevit” , impreso en 1958 en la Tipografía del PP. Francescani, en Jerusalén. Fue escrito por PB Bagatti y Milik JT, tanto los sacerdotes católicos.

La historia del descubrimiento estaba allí, pero parecía ser deliberadamente ocultado por mucho que faltaba. Yo lo tanto decidido a ir a Jerusalén para ver por mí mismo, si es posible, lo que parecía ser casi increíble, sobre todo desde que llegó a los sacerdotes, que, naturalmente, debido a la tradición existente de que Pedro fue enterrado en Roma, serían los últimos en la bienvenida a un descubrimiento o para llamar la atención del mundo.

En Jerusalén, hablé con muchos sacerdotes franciscanos que todos leen, por último, aunque a regañadientes, que los huesos de Simón Bar Jona (San Pedro) se encontraron en Jerusalén, en el sitio monasterio franciscano llamado “Dominus Flevit” (donde Jesús se suponía que lloró sobre Jerusalén), en el Monte de los Olivos. Las imágenes muestran la historia. El primer show de una excavación donde los nombres de los personajes bíblicos cristianos fueron encontrados en los osarios (cajas de huesos). Los nombres de Marta y María fueron encontrados en una caja y junto a él era uno con el nombre de Lázaro, su hermano. Otros nombres de los primeros cristianos se encontraron en otras cajas. De mayor interés, sin embargo, fue que se encontró dentro de los doce metros desde el lugar donde descansan los restos de María, Marta y Lázaro, se encontraron los restos de San Pedro. Fueron encontrados en un osario.”

papaluna_retrato

______________

Bibliografías

1 http://www.taringa.net/posts/ciencia-educacion/12324579/Tumba-de-Pedro-descubierto-recientemente-en-Jerusalen.html Tumba de pedro en Jerusalén

2 https://es.wikipedia.org/wiki/Papa Origen del término Papa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *